Infecciones agudas (catarros)

IMPORTANTE: esta información es de carácter orientativo. Si bien la información aquí facilitada es cierta, hay mucha más información sobre el tema que no está aquí publicada pero que su especialista sí conoce y la utiliza para cada paciente en particular. Tome estos datos sólo como información orientativa. Siga siempre las recomendaciones de su médico especialista. No se automedique nunca y en caso de duda sobre su enfermedad o con los tratamientos, consulte a su médico.

Las infecciones agudas de la nariz son casi siempre catarros simples, no complicados. Los síntomas de moco, mala respiración por la nariz, fiebre, etc, son bien conocidos. Normalmente no requieren más tratamiento que quitar los síntomas y el malestar.

Las sinusitis agudas normalmente son una complicación de un catarro que ha evolucionado mal. Aunque un tercio de las sinusitis agudas pasa desapercibido y cura sólo, cuando los síntomas son intensos y se tiene un diagnóstico de sospecha, se recomienda tratamiento con antibióticos. Para ver si hay una sinusitis aguda, usamos como prueba complemetaria en la consulta, además de las pruebas de endoscopia habituales, la ecografía de senos maxilares, que valorar si hay ocupación por moco en los senos.

Siempre es su médico quien tiene que determinar la necesidad o no para tratar con antibióticos cada caso particular. Está socialmente aceptado que una persona en su casa se tome un pastilla para el dolor de cabeza si se encuentra acatarrada. Los médicos consideramos que no debe haber tratamiento si no hay un diagnóstico previo por lo que recomendamos que esto no se haga. Lo que sí está completamente prohibido es que un paciente se automedique con antibióticos a demanda según su criterio. Cuando es necesario un ciclo de antibióticos, éste debe tener unos días determinados en función de la enfermedad y su gravedad. La toma irracional de antibióticos por automedicación hace que el paciente suspenda el antibiótico en cuanto se encuentra bien, lo que hace que haya más recaídas, que éstas sean más intensas y que sean más difíciles de tratar. Además, hay muchos tipos de antibióticos y es su médico quien tiene que decidir cuál se necesita en cada caso.

Dr. Rafael Casañas Barrios. AVISO LEGAL