Sinusitis

IMPORTANTE: esta información es de carácter orientativo. Si bien la información aquí facilitada es cierta, hay mucha más información sobre el tema que no está aquí publicada pero que su especialista sí conoce y la utiliza para cada paciente en particular. Tome estos datos sólo como información orientativa. Siga siempre las recomendaciones de su médico especialista. No se automedique nunca y en caso de duda sobre su enfermedad o con los tratamientos, consulte a su médico.

La operación de sinusitis se reraliza fundamentalmente en casos de sinusitis crónica o de repetición, que no se controla con tratamiento médico.

La nariz, por dentro, está llena de burbujas de hueso (cavidades de aire recubiertas por una pared de hueso), a las que llamamos "senos". Cuando estas cavidades se infectan, se pruduce la sinusitis.

La operación de sinusitis consiste en comunicar estas cavidades con la nariz para que se aireen. En las cavidades pequeñas se realiza destruccion de la pared de hueso. En las cavidades grandes, se realiza ampliación de sus orificios de drenaje que ya existen.

Los riesgos más importantes de la operación son dañar las estructuras cercanas a la nariz que no debemos tocar (cavidad en la que se encuentran los ojos o la base del cráneo). Normalmente, teniendo la experiencia suficiente y el material adecuado, estas complicaciones no se producen.

Hoy en día, la mejor forma de realizar la intervención es mediante CIRUGIA ENDOSCOPICA, que consiste en realizar la operación con cámaras de videoendoscopia y un material especial a través de los orificios de la nariz.

Recomendaciones tras la intervención de sinusitis. Esta intervención se realiza a través de los orificios de la nariz, sin dejar cicatrices externas.

Dr. Rafael Casañas Barrios. AVISO LEGAL